Su reporte nos pasó de un rancho a una mansión

Lo que nos ha pasado con el Reporte Mensual es algo mágico. A veces cerramos los ojos y los volvemos a abrir para ver si es cierto, o es solo un sueño. Resulta que hace años yo vivía en un rancho de mala muerte con mi mujer y mis hijos, y un amigo de mi hijo mayor me recomendó que comprara sus técnicas para hacer dinero. Yo pensé que seguro que sería otra cosa más de las que hay tantas para perder el tiempo, pero cuando lo había oído a usted la primera hora, yo ya estaba seguro de que usted si sabía lo que estaba diciendo y tenía buena intención. Nos ha ido bien con todos sus seminarios. Son muy buenos, pero nos gusta mucho El Reporte para Invertir porque eso nos permite comunicarnos cada mes con usted. Con las técnicas de sus seminarios y las del Reporte para Invertir hemos podido acumular dinero y comprar la casa de nuestros sueños. Bueno, de la que quería mi mujer. Es una mansión grande de verdad, con piscina y gimnasio y hasta cuarto y cocina para la sirvienta. Antes mi esposa trabajaba de sirvienta y ahora ella tiene una sirvienta. Mire si su Reporte y sus cursos sirven. Ya no tenemos que trabajar como antes. Compramos la casa de contado, aunque sabemos que a usted no le gusta eso, pero es que nos dio miedo de perderla. En total Licenciado Fernando, yo le debo mucho a usted porque usted me hizo otra persona. Queremos que usted y su señora doña nos visiten. Les vamos a poner un banquete con meseros vestidos de lujo. Solo déjeme saber por anticipado. Lo importante es que lo encontramos a usted Sr. Fernando, y lo demás fue viniendo más rápido de lo que esperábamos. Reciba nuestro reconocimiento y agradecimiento de palabra porque se lo merece de verdad.

Domingo L.