Su curso me hizo millonario

Cuando yo ya me había abandonado a la idea de que mi vida y mi familia habían sido un fracaso, me encontré con su curso a través de un amigo que lo hizo y me lo recomendó. En esa época yo estaba muy negativo y no quería ponerle cuidado a nada ni a nadie. Mi vida era muy infeliz y siempre estaba discutiendo y enojado. Mi esposa me quería dejar pero no lo hizo porque teníamos hijos chicos. Yo me case con una buena mujer, pero nunca entendí con quien me había casado hasta que tomé su curso. En esa época negra de mi vida todo era tan malo que caí en las garras del licor y maltraté a mi esposa y a mis hijos. Nada me importaba. Lo peor vino cuando me despidieron de mi empleo y ni siquiera tenía dinero para comprar licor. Entonces vino su curso a mi vida y todo empezó a cambiar de la noche a la mañana. Yo realmente creo que el Curso Blanco es milagroso por lo que hace por uno. Mire que yo ya estaba dado al abandono y su curso me dio fuerza para levantarme. Creo que lo he oído cientos de veces y lo sigo oyendo porque sigo descubriendo cosas nuevas porque lo veo todo diferente. Antes era irresponsable y ahora soy súper responsable y buen esposo y buen padre. Pero eso no es todo lo bueno. Además le escribo para decirle que su curso me hizo millonario. Ahora vivo en otro barrio y tengo vecinos diferentes. Las técnicas de su curso me han hecho ganar mucho dinero y todo ocurrió tan rápido que mi esposa cree que yo soy un genio, pero yo se que quien lo hizo fue el Curso Blanco para Prosperar solito. Mire que yo se lo agradezco y le pido a Diosito que me lo cuide a usted y me le de mucha vida. Usted hace milagros, aunque usted dice que no los hace. Creo que usted no valoriza suficientemente lo que hace. Usted realmente ayuda a mucha gente y usted se merece mucho bien.  

Manuel D.