Sr. Blanco, no se como pagarle

Cuando me encontré con usted yo acababa de salir de un divorcio que me dejó en la calle con dos niños pequeños y sin saber como ganar dinero. Sufrí mucho, pero ahora se que si uno quiere salir adelante, si puede salir adelante a pesar de todo. Yo no se cómo pagarle a usted por su enseñanzas, pero para mi fueron realmente valiosas. Es cierto lo que usted dice de que el conocimiento especializado sobre dinero atrae al dinero. Mi hermano no cree en usted y después de tantos años que le hablé de usted, todavía sigue ganando muy poco y sigue negativo y enojado. Me da angustia que él rechace el conocimiento y quiera seguir viviendo mal, porque es mi único hermano. Yo creo que usted me cayó del cielo. Ahora tengo dinero y encima tengo novio y me trata como una reina y quiere a mis hijos. Tengo miedo a casarme porque no quiero volver a sufrir, y ahora además tengo dinero y no necesito que me mantenga nadie. Antes tuve otro novio y con las técnicas de su Curso pude descubrir quien era realmente, y lo despaché de inmediato sin permitir que me hiciera daño. Y todo se lo debo a usted. Usted dice que no quiere que le agradezcan, pero entonces cómo hace uno. Yo si quiero agradecerle. Yo tengo mucho que agradecerle. Usted no sabe lo que sus técnicas han hecho por mi y por mis hijos. Muchas gracias, por siempre. 

María Luisa F.