En audio nos gusta más que en vivo

No queremos que te ofendas, pero nos gustan tus seminarios en audio más que en vivo. Cuando asistimos a tus seminarios en vivo fue realmente bello y fabuloso, pero tienen un problema y es que son muchas horas seguidas y uno pierde su concentración y es una cantidad enorme de técnicas para asimilar. No es que no es bueno. Es muy bueno, pero es muy intensivo y es difícil absorberlo todo. Los seminarios en audio nos encantan porque uno los puede disfrutar cuando uno quiera sin tener que ir al hotel como en los seminarios en vivo. Nos encanta estar personalmente contigo y disfrutamos mucho de tu presencia, pero en los seminarios en audio es como más intimo, como si tu estuvieses hablándole a uno al oído personalmente, íntimamente. Nuestra gratitud por toda la abundancia que has puesto en nuestra vida es grande y nos consideramos muy afortunados de habernos encontrado contigo. Considéranos entre tus amigos. Para nosotros es un honor.

Rodolfo y María P.