¿Porqué no me lo encontré a usted antes?

Yo he sido carpintero toda mi vida. No hemos pasado hambre, pero nunca hemos comido bien. Con su Curso todo cambió. Ahora yo ya no construyo un trozo de la casa, sino que ahora la construyo completa y gano muchísimo más que antes. Lo que me duele es que he desperdiciado gran parte de mi vida haciendo lo que no funcionaba. ¿Porqué no me lo encontré a usted antes? Ahora tengo mi empresa de construcción y todo se lo debo a usted Licenciado Fernando. Ahora tengo empleados que están donde yo estaba antes porque piensan como yo pensaba antes, y cuando trato de ayudarlos para que cambien su forma de pensar, algunos se ríen de mi y me dicen que es imposible y que yo tuve suerte. Yo los reto a que averiguen la verdad y los talentos que tienen, pero es como hablarle a sordos. Estoy frustrado. Ultimamente he decidido que el que quiera aumento de sueldo va a tener que tomarse el Curso Blanco para Prosperar y tomar un examen para que yo me asegure que si se lo tomó. Y si sale bien le doy el aumento. Y no lo hago por ellos solo, sino que me conviene a mi porque los hace mejores empleados y me dan más ganancia a mi porque hacen las cosas con atención al detalle como usted dice en una de sus técnicas. Para mi sería un honor que usted me dejase construirle una casa a su gusto. Yo tengo todo el conocimiento y las licencias. Yo se que usted no acepta nada gratis. Yo le construyo su casa al costo más un 1% de ganancia para mi solamente. Déjeme hacerlo Licenciado Fernando, me sentiría muy bien pensando que usted vive en una casa hecha por mi.

José María H.