Home Page Carousel

Testimonios

Nuestra creencia y nuestra experiencia era de que uno nace pobre y vive pobre y se muere pobre y eso es lo que Dios quiere. Eso fue lo que nos enseñaron en nuestro barrio campesino y los campesinos se conforman y aceptan la injusticia de la carencia como normal.
Anónimo.
Aquí estoy otra vez escribiéndole otra carta de agradecimiento. Me siento muy feliz y muy realizado como persona y en mi profesión y le escribo porque me produce placer el hacerlo.
Ph. Sergio S.